Inicio > Uncategorized > La justicia de los valientes

La justicia de los valientes

A ustedes, que durante años han vertido insultos y mentiras; a ustedes, que por fin hoy han alcanzado su meta, conseguido su trofeo.

A todos ustedes les diré que jamás nos harán bajar la cabeza, que nunca derramaremos una sola lágrima por su culpa. No les daremos ese gusto.

Nos han tocado, pero no hundido; y lejos de hacernos perder la fe en esta sociedad nos han dado más fuerza para seguir luchando por un mundo en el que la Justicia sea auténtica, sin sectarismos, sin estar guiada por envidias; por acuerdos de pasillo.

Una Justicia que respeta a las víctimas, que aplica la ley sin miedo a las represalias. Una Justicia de verdad, en la que me han enseñado a creer desde que nací y que deseo que mi hija, que hoy corretea ajena a todo, conozca y aprenda a querer, a pesar de que ahora haya sido mermada. Un paso atrás que ustedes achacan a Baltasar pero que no es más que el reflejo de su propia condición.

Pero sobre todo, les deseo que este golpe, que ustedes han voceado desde hace años, no se vuelva en contra de nuestra sociedad, por las graves consecuencias que la jurisprudencia sembrada pueda tener.

Ustedes hoy brindarán con champán, pero nosotros lo haremos juntos, cada noche, porque sabemos que mi padre es inocente y que nuestra conciencia SÍ está tranquila.

Madrid, 9 de febrero de 2012

Son palabras de dolor, rabia e impotencia de María Garzón. Hija del juez Baltasar Garzón. Las escribió tras conocer la sentencia que condenaba a su padre a 11 años de inhabilitación  por haber ordenado intervenir conversaciones mantenidas en prisión por acusados y abogados de la trama Gürtel. Palabras escritas desde las entrañas pero con mucha cabeza.

Se las dedica a todos aquellos que se dejaron la piel para conseguir que su padre saliera del juego en el que para algunos se ha convertido la justicia en este país.

Este país, por cierto, en el que los corruptos están en la calle, los valientes son condenados y se rescata a los bancos en vez de a las personas.

Dicho esto solo me queda decir que NI RESPETO, NI ACATO.

ASÍ NO.

  1. ljvaro
    febrero 10, 2012 a las 11:42 am

    Creo que lo primero que se me vino a la cabeza no fue ni la injusticia, ni la inequidad, ni la desigualdad, ni los desequilibrios del poder judicial. Lo primero que se me vino a la cabeza fue la falta de democracia del poder judicial. Partamos de que la sentencia es ‘justa’, de que Garzón prevaricó, que es un juez estrella y se coló tres pueblos. Demos todo eso por sentado y regocijémosnos en que la Justicia en España funciona de tal manera, sin corporativismos, de que hasta un magistrado que hace mal su trabajo es condenado.

    Y ahora pensemos por qué esa rapidez en actuar contra un juez que instruía un caso de corrupción; por qué se ha sentenciado antes contra el encargado de juzgar a los políticos que robaban a los ciudadanos, que violaron los derechos constitucionales de millones de personas… Por qué se actúa con mayor celeridad para proteger los derechos de unos pocos en lugar de responder a las garantías democráticas de nuestra sociedad.

    Insisto, dimito como ciudadana, lo mismo así si pueda encontrar amparo judicial, aunque sea en Marte.

  2. Alexis Ravelo
    febrero 11, 2012 a las 7:17 pm

    Este es un país en el que los corruptos pueden conseguir meter en la cárcel a quienes los denuncian, y en el que partidos fascistas pueden denunciar a aquellos que creen en la democracia (y salirse con la suya).
    Es Al Capone denunciando a Elliot Ness y el Partido Nazi denunciando a los jueces de Nüremberg y, lo peor de todo, es un tribunal que les hace el juego y ataca a los justos.
    País vergonzoso.

  3. Mercedes
    febrero 12, 2012 a las 10:08 am

    Este caso de “Justicia” ciudadana creo que se analizará más friamente ( por aplicar un adverbio) cuando pase medio siglo y por ejemplo yo, ya no esté en este mundo- Ahora los intereses van por otro camino y las mujeres que no hemos estudiado Derecho sino otra rama vemos la serie de injusticias que se están cometiendo en nuestro pais, sin ir más lejos- Al final , la vida sigue , como diría aquél-
    Mercedes-

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: